14 Jun 2013

DIY – Bolsita para poner los cubiertos

¡¡Por fin es viernes!!
Cuando os empiece a contar de qué va mi próximo DIY / locura bodil, muchos de vosotros ya sabréis de qué se trata, ya que cada vez que abro el taller clandestino de costura (o también llamado, casa de mi madre), lo comunico vía Twitter o Instagram.
Lo de locura es porque, como vais a ver ahora mismito, la manualidad a la que nos estamos dedicando mi prima, mi madre y yo, es tremendamente trabajoso y requiere dedicarle muchísimo tiempo pero, ¿quién dijo que organizar una preciosa boda fuera fácil?
Al lío. Para la decoración de las mesas, como ya os conté, hemos pensado en manteles blancos, caminos de mesa hechos por nosotros mismos de arpillera, tarros de cristal por todo el camino de mesa y en el servicio individual… ¡hemos llegado! Había que poner algún detalle individual para cada invitado y que fuera acorde con el resto de la decoración de la mesa. Además, debía seguir el mismo estilo campestre y rural del resto de los elementos. Con esta cuestión, recurrí a mi maravilloso y socorrido Pinterest, y encontré justo justito lo que buscaba. «Vualá»!!

En un principio pensé que en cuanto se lo enseñara a mi madre y le dijera que quería hacer entre 200 y 250 «cubrecubiertos» como éstos, me mandaría bien lejos, pero cual fue mi sorpresa que a ella le gustó casi más que a mí, «Martina, ve comprando la arpillera que yo compro el encaje y el hilo». Y así fue.
Al miércoles siguiente, ya habíamos llamado a mi prima -otra distinta a la de las cajas de fresas- a la que le encanta el interiorismo y la decoración y estábamos y estábamos las tres, tijera en mano dispuestas a empezar con nuestro DIY.
Y cosimos y cosimos cada miércoles desde entonces -excepto el que me fui a probar vestidos-, y antes de ayer ya habíamos hecho 150!
Para que os hagáis una idea, cada tarde -tres horitas- hacemos unas 30-40 bolsitas.
El procedimiento es bastante sencillo, y además os he hecho unos dibujitos la mar de currados jejeje.

1.  Cortar una tira rectangular de 40×11 centímetros de arpillera.
2.  En uno de los extremos le cosemos una bastilla.
3a. El lado de la bastilla lo doblamos y marcamos con dos alfileres. (las flechitas azules marcan dónde hay que poner las alfileres).
3b. Poner la tira de puntilla de unos 13 centímetros. Los extremos los meto entre las dos capas de arpillera.
4.  Coser por todo el perímetro.
Es muy útil tener alfileres de las que se puede coser sobre ellas. Son más caras pero muy prácticas, merece la pena.
El resto de los lados no lleva bastilla.
Y éste es el resultado. Las fotos son de lo peorcito, perdonadme.




Espero que os haya gustado. Buen fin de semana a todos!!
Besetes, Martina.

Comentarios ( 5 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *