23 Abr 2014

Feliz día del libro… del libro de bodas

Feliz día del libro a todos, y especialmente a los Jorges, que sé que alguno hay por ahí que me lee (soy atea sólo para lo que me interesa, lo de celebrar los santos lo llevo a rajatabla).
Aprovechando que es el día de libro, hoy quería recomendaros una serie de guías y novelas que, en primer lugar os serán útiles si estáis organizando vuestra boda y, si no es así, como mero entretenimiento y distracción. Si me lees, por algún motivo te interesan las bodas, así que estos libros te gustarán seguro.
El primero de ellos es Sí, quiero: Guía para planificar la boda perfecta, de Carrie Denny.

La ceremonia, el vestido, las damas de honor, el banquete, las flores, los invitados, los regalos… ¿Tu novio acaba de pedirte que te cases con él? ¡Felicidades! ¿Todavía estás bajo los efectos de ese maravilloso anillo de prometida que luces en la mano? Pues disfrútalo, pero no te olvides de que en breve tendrás que pensar en la preparación del gran día, y no se trata de una celebración cualquiera. 

Me lo regalaron no hace mucho y, aunque no he descubierto nada nuevo, me distrajo muchísimo. Tardé como media tarde en leerlo, pero reconozco que lo que más me gusta es tenerlo ahí en mi estantería como recuerdo de esta etapa.
¡Sí, quiero! de Bodas de Cuento.

Es mucho ás que un libro de bodas. Es una guía visual llena de inspiración en la que explicamos paso a paso, basándonos en nuestra experiencia como weddings planners & designers, cómo se organiza y diseña una boda.

Y esto es lo que dicen los cuentis, que los respeto mucho, pero, en mi opinión, es un libro con una magnífica promoción -nos lo han vendido hasta la saciedad-, una sucesión de fotos bonitas y del que no vas a aprender nada. Además es un tanto aburridete.
¿Lo tengo? Sí. ¿Me lo volvería a comprar? También. ¿Estoy loca? A lo mejor, pero el fetichismo me puede, y, como comentaba antes, tener mi mini-biblioteca bodil me mola mucho. Dicho esto, os recomiendo comprarlo, endiosar un poco más a los autores del libro y, sin quitarle el precinto, guardarlo para el recuerdo -al menos eso haría yo si mi cuñado me lo volviera a regalar por navidad-.
La boda de Kate, de Marta Rivera de la Cruz.

Dejamos los manuales-guías de planificación de bodas, para hablar de una novela que gira en torno a una boda. Una boda que va más allá del «Sí, quiero», llena de romanticismo, ilusión y positivismo, sin llegar a ser ñoña (ese era mi mayor temor y creedme que de ñoña nada). Os pongo el resumen:

Después de que el inesperado éxito de las novelas de su fallecido tío Albert la hiciese heredar una pequeña fortuna, la reposada y sensata Kate Salomon vive una existencia plácida en la pequeña ciudad de Ribanova. Comparte con dos amigas una preciosa casa con jardín y tiene una pequeña librería donde recibe la ayuda de Ahmed, un muchacho pakistaní que vende rosas por las noches. Viuda desde hace tiempo, Kate está convencida de que la vida no puede reservarle demasiadas sorpresas. Pero el día de su 71 cumpleaños sucede algo totalmente inesperado: Forster Smith, el hombre al que rechazó tres veces y del que lleva enamorada toda la vida, se presenta ante su puerta con un ramos de rosas amarillas y una propuesta de matrimonio.
A partir de entonces el día a día de Kate sufre un delicioso vuelco: hay que preparar una boda, escoger un vestido, un pastel… y organizar una fiesta, ayudada por sus dos amigas, Anna Livia y Shirley. Por supuesto, la boda de Kate despertará sentimientos encontrados entre el entusiasmo de Forster y su hijo David  y la codiciosa familia de Kate, que no ven con simpatía este matrimonio. Por si esto fuera poco, el editor de Albert Salomon, el adorable Jeffrey Ruskin, aparece en Ribanova con una noticias sensacional que puede dar un vuelco a muchas cosas.

¿Véis? Esta novela no es sólo un elemento decorativo, os animo a que la leáis y disfrutéis de ella. Os la recomiendo.
Y esto es todo amigos, os deseo que tengáis un día lleno de feliciadad y buenas lecturas. Yo, en cuanto pulse el botón de «publicar», pongo rumbo a Sevilla a seguir entregando invitaciones. Hoy toca visitar a 4 de mis 11 tíos maternos, ¡casi nada! pero esta noche, en cuanto llegue a casa y el mundo pare para ver la semifinal de la Champions, yo disfrutaré de un rato de lectura.

Comentarios ( 1 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *