22 Jul 2014

La boda de Alberto y Marina: la entrada de los novios

Hay quien piense que el «puede besar a la novia» o el «…que hable ahora o calle para siempre» pueden considerarse el momentazo de la boda, pero para mí, la entrada de los novios es el momento culmen de la celebración -supongo que será por aquello de que he podido comprobar qué se siente al ser el novio, pero entrar, siendo la novia, es lo más-. En cualquier caso, todos estaremos de acuerdo en que la entrada de los protagonistas es uno de los momentos que ningún invitado quiere perderse, el momento en el que los novios se verán por primera vez… si es que tal y como lo escribo me pongo nerviosa, tremendo lo mío.
Recuerdo perfectamente lo que sentí al recorrer el pasillo del brazo de mi padre, lo feliz, emocionada, sonriente y nerviosísisima que estaba, y la atención que le puse a no tropezar -este tema me obsesionaba-. Pero también recuerdo, ese mágico momento en que por fin vi a Alberto. Sentí una perfecta mezcla de emoción, tranquilidad e infinito amor. Verlo allí, tan guapo, tan elegante, tan «él», llorando emocionado y sin quitarme los ojos de encima, fue «el mejor momento de mi vida». Es cursi, lo sé.
El otro día me llegaron por Whatsapp -bendita aplicación- dos vídeos de nuestras llegadas. Automáticamente se me saltaron las lágrimas, cosa que ya no es difícil. He hecho un estudio que demuestra que, si oigo la canción que escogí para para la entrada a la ceremonia, automáticamente me entra taquicardia y se me empañan los ojos, ¡comprobado!

Pues bien, en un alarde de generosidad y de tener que compartirlo TODO, he sentido que tenía que colgar los vídeos aquí, que eran un capítulo más, y de los más importantes por cierto, de nuestra boda. La calidad es pésima -perdonadme, este aspecto mejorará en futuras entregas- pero, ¿qué queréis que os diga? no puedo dejar de verlos.

 

Espero que lo hayáis disfrutado, al menos, una centésima parte de lo que lo hago yo cada vez que los veo.
¡Feliz miércoles!

Comentarios ( 10 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *