21 Abr 2014

La boda de «Mr A» & Martina: A dos meses

Hacía demasiado tiempo que no pasaba por aquí, así que antes de nada, quería pedir disculpas por mi ausencia; la proximidad a #labodadeAM y la astenia primaveral me han ganado la batalla durante este último mes, pero esto se ha acabado y tengo la firme convicción de que he vuelto para quedarme, así que comenzamos -espero que lo hayáis leído con tonito de presentador cutre de televisión.

Madre mía madre mía, que sólo -y esta vez sin entrecomillar porque es un SÓLO como una casa- faltan dos meses para mi nuestra boda.

A estas alturas de la película, y me vuelvo a remitir a mi querido organizador de bodas.net, tengo solucionados los siguientes temas:

  • Calzado de la novia. Los tengo ahí bien guardaditos desde agosto. ¡¡Son perfectos!!
  • Expediente matrimonial listo para casarnos. Nos dieron el «sí, quiero» hará cosa de un mes. Al final fueron más rápidos de lo que pensaba.
  • Alianzas. Pero esto ya lo sabéis, os conté mi repentino enamoramiento por mis alianzas aquí. Así que corriendo las encargué y, ya en mi dedito y en el de «Mr A», estoy segura de que son las alianzas de mi vida. A veces me sorprendo a mí misma probándomelas a escondidas, y otras veces obligo a mi chico a que ensayemos el momento alianzas. Pobre, lo que tienen que aguantar conmigo xD
  • Transporte de los invitados. Tema también solucionado a falta de concretar el número de invitados que irán en bus y la hora exacta de la partida.
  • Invitaciones listas. Ay, lo que nos ha costado terminarlas… Horas y horas de corta, pega, redondea y monta. Ahora queda lo más duro, repartirlas…
  • Peluquería y estética reservadas. Además, ya tengo fecha para las pruebas y cita para todo lo que viene siendo la preparación de mi piel. ¡¡Nunca me he sentido tan femenina!!

Pero también hay cosillas que aún quedan por solucionar. No todo iba a ser alegría y jolgorio.

  • Detallitos para los invitados. Trabajo a marchas forzadas, lo prometo, pero aún me quedan algunos por hacer (algunos = la mitad de los de las mujeres). Los de los hombre están más que finiquitados desde hace meses ya que «Mr A» es mucho más eficiente y, sobretodo, listo que yo.
  • Vestuario del novio. Tema casi zanjado también a falta de la camisa y algún complemento. Ya os contaré en otra ocasión el día que fuimos a elegir el atuendo de «Mr A». Sí, yo lo vi, no me juzguéis por favor…. Sólo os diré que va a ser el novio más guapo del la historia de las bodas. Aunque lo hubiera sido así hubiera ido con un pollo en la cabeza. ¡¡»Mr A», Guapo!!
  • Prueba del menú. Aún no hemos puesto fecha, ni hora y, por no tener, no tenemos ni elegidos todos los platos… Ay qué desastre….
  • También hay que anotar en tareas pendientes la elección de la música. Yo tengo clara a canción con la que voy a entrar, pero creo que es lo único que hay decidido. A ver si este novio mío que me he echado se anima a sentarse conmigo una tarde delante del Spotify para decidir.
  • Las flores. Aunque las que necesitaré para la decoración están decididas, no las hemos encargado aún. Del ramo de novia mejor ni hablamos. No he decidido ni cómo será, así que, mucho menos, está encargado.
  • Según este organizador de tareas, también debería elegir la fecha y la temática de mi despedida de soltera, pero ¿en qué mundo vive? En mi mundo, estas cosas son sorpresas y los novios poco o nada tienen para decidir ni opinar. También tengo pendiente contaros mi primera despedida, que fue hace cosa de un mes y en la que me lo pasé de escándalo gracias a mis «Portileñas» favoritas.

Estas son las cosas que os puedo contar a falta de dos mesecitos para nuestro gran día. Seguimos estando bastante tranquilos los dos, aunque no se puede decir lo mismo de nuestras madres, que ya empiezan a ponerse un poquitín nerviosas jejeje cosas de madres…

Yo por mi parte ya empiezo a sentir esa depresión postboda de la que tanto hablamos en «Novias con Morriña»… Por cierto!! pronto empezaré a contaros cómo fue el gran evento bloggero en el que me lo pasé..¡¡¡ufff!!! ¡¡como una enana!! Pero eso será otro día.

Espero seguid entreteniéndoos con mis preparativos bodiles y que me perdonéis por el parón, pero ¿qué queréis?, hasta las series más prestigiosas tienen parones, mi blog no iba a ser menos xD.

Comentarios ( 2 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *