21 Dic 2013

La boda de «Mr A» y Martina: Sólo faltan 6 meses

Increíble. Sólo faltan 6 meses para la boda de «Mr A» y «Mrs M».

Ya hace casi año y medio que decidimos que nos casábamos.

Recuerdo que al principio no quería comentarlo con nadie. Temía que me respondieran eso de «de aquí a dos años dios sabe lo que pasará», y de hecho, muchos me lo dijeron.

Pero ahora… sólo quedan 6 meses. Y esto ya sí que sí, es la recta final. Pensaba que esto iba a ir de otra manera, pero si o digo la verdad, la palabra con la que defino mi estado actual es TRANQUILIDAD.

Creo que lo tengo todo bastante controlado y los temas más importantes están ya definidos y contratados, así que no hay de qué preocuparse -por ahora-.

Organizar una boda así como lo estamos haciendo, no es tarea fácil, pero con ganas, esfuerzo, tardes delante del ordenador, miles de llamadas de teléfono y muuucho amor, la cosa fluye.

Me ha ayudado mucho la agenda que te facilitan desde los distintos portales de bodas. Yo en concreto, uso la de bodas.net. Según ésta, a estas alturas de la película, ya debería: -resumo en los más importantes-

10 – 12 meses antes de la boda:
Definir quién hace qué: esto fue fácil. Digamos que llegamos al acuerdo de que Martina lo hace todo y «Mr A» dice «sí, quiero» el día de la boda.
Para los despistadillos, soy andaluza, tengo licencia para exagerar.
Ser conscientes de nuestra disponibilidad y tiempo para organizar la boda: jejeje perdonad que me ría, pero es que le dedico tanto tiempo -directo e indirecto- a la organización, que no podría ni medirlo. Este punto lo tendría que poner en rojo como «pendiente» porque definitivamente no soy nada consciente del tiempo que dedico a esto.
¿Cuánto vamos a gastarnos? Y otra vez me tengo que echar a reír.
Nosotros al principio nos marcamos un presupuesto; tanto para esto, tanto para lo otro y tanto para lo de más allá. Pero claro, «es que estos dispensadores tan bonitos…» y «¿cómo no vamos a contratar a un violinista?»… y «¿has visto qué detalle tan mono para nuestros invitados?…» y… «esta finca es más cara, pero objetivamente, es mejor». TOTAL, que a la mierda tu presupuesto.
Aún así, no se nos ha ido mucho de las manos y, aunque en algunos puntos nos hemos pasado, en global estamos dentro de lo que para nosotros es aceptable.
Cerrar el día y la hora: El día sí, pero la hora no. Todo apunta a las 20h. Es una hora bonita…
Hacer la reserva del restaurante, salón o finca: Hecho!! qué lugar más bonito, qué verde, qué de árboles… Amor total hacia «mi» cortijo.
Hacer la reserva del catering: Tema también controlado. Junto con la elección de la finca, fue el mayor quebradero de cabeza. Da para post, post-post y repost. Me he topado con mucho incompetente mientras me decantaba por uno.
Contratar al fotógrafo: En nuestro caso, fotógrafa. Lo hicimos en septiembre, Toñi Olalla será nuestra fotógrafa y además, de regalito, incluye un vídeo ¡yujuu!
Contratar la música de la boda: Hecho. Tenemos la inmensa suerte de tener a un gran amigo que se dedica a ello y además ¡es muy bueno! Contamos con él desde el principio y él con nosotros 😀

7 – 9 meses antes de la boda:
Tramitar los documentos necesarios para la boda: Aprovechamos el día que fuimos a pedir la documentación para los trámites de «pareja de hecho» para solicitar la cita para el matrimonio. Así que «estamos trabajando en ello». La cita es el 20 de febrero, así que tranquilidad en las masas.
Empezar a mirar el vestido de novia: WHAT?!?!? ¿Empezar, dice? Mi vestido ya está mirado, comprado y pagado. Lo nuestro fue amor a primera vista.
¡Hay que empezar a cuidarse!: Ay, ay, si es que me hacéis repetirme… Claro que lo he hecho. Si he escrito dos post y podría escribir 5 más si me lo propusiera. Ya estoy completamente familiarizada con términos como peeling, baños de keratina, láser diodos, alejandrita, y muchos más que ahora mismo no recuerdo, pero os prometo que me los sé xD

Y en realidad, en esta agenda, importante importante antes de los 6 meses, no dice nada más. Pero de mi cosecha, añado que también tengo el vestido de la madre de la novia, los zapatos de la novia, el seating, los regalos que entregaremos a los chicos, el diseño del logo de la boda y casi decidido el destino de nuestra luna de miel. Como os decía, ¡la cosa fluye!

Ahora sólo faltan las alianzas, el traje del novio, las invitaciones, los marcasitios, la minuta, la elección de los textos para la ceremonia, la música, y un largo etcétera que poco a poco iremos marcando como «hecho» en nuestra lista de preparativos.

Os iré contando.
Besetes, Martina.

Comentarios ( 2 )
  • Miss Chloe p:

    Aissss, yo también llevaba al día la agenda de bodas.net!! Lo que pasa es que tiene tantísimas cosas que te agobias un poco, jajaja.
    Felices fiestas!
    Ah, y seis meses es mucho tiempo, os dará tiempo a todo. 🙂

    • Martina p:

      La agenda es para mirarla un poco por encima y apartarla. Como dices, tiene demasiadisisisisisímas cosas jejejjee.
      Feliz navidad y año nuevo para ti también guapísima!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *