27 Ene 2014

Novias con flequillo

Desde el instituto he llevado flequillo. Un flequillo recto, poblado, casi hasta los ojos.

Cuando decidimos que nos casábamos, una de las primeras cosas que pensé es en qué quería hacer con mi flequillo.

Era una decisión que debía tomar rápido, ya que me llevaría más de un año dejarlo crecer si decidiera que eso es lo que quería.

Pregunté a mi madre, a mis amigas, a mi chico, y nadie me daba una respuesta clara. Todos me decían cosas del tipo «vas a estar guapa como te pongas», «las novias siempre están radiantes» y un sin fin de perogrulladas más. Hasta que un día, una compañera de trabajo sentenció un «no te cases con flequillo. Ni con flequillo ni con nada que responda a una moda, ya que te verás en las fotos dentro de 20 años y te horrorizarás».

Fue tan clara, tan directa, tan contundente, que me convenció. Al fin y al cabo, si cambiara de opinión, siempre podría cortarlo el mismo día de la prueba. Y desde entonces -desde octubre de 2012-, estoy dejando crecer mi flequillo.

A día de hoy, aún no tengo claro cómo llevaré el pelo el día de mi boda, pero lo que sí tengo claro es que algún día volveré al flequillo. Echo muchísimo de menos ese calorcito en mi frente, ese tener que cortarlo cada mes porque las puntas se me meten en los ojos, y es que yo, soy de flequillo.

Si vosotras también soy de flequillo, os animo a que lo luzcáis el día de vuestra boda. Mirad qué de posibilidades tenéis sin necesidad de renunciar a él.

Bodaclick.com

Y vosotras ¿qué haríais, luciríais flequillo el día de vuestra boda?

Comentarios ( 5 )

Responder a Martina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *