14 Mar 2014

Bodas en Huelva – El Castillo de Santo Domingo

Por fin viernes, y como prometí intentar la semana pasada, vuelvo con otra entrada sobre Bodas en Huelva.

Hoy voy a hablaros sobre mi experiencia en El Castillo de Santo Domingo, en Moguer.

Imagen

El Castillo Santo Domingo en realidad es una bodega de un castillo. Vale, puede que suene absurdo, pero es lo que hay. Esta bodega es una de las más antiguas ya que data de 1838, aunque fue en 2003 cuando fue restaurada y convertida en lo que es hoy, un precioso lugar de celebraciones. Conserva todo su valor y su historia dentro de sus muros que se vuelcan en un magnífico patio porticado.

Imagen

Tiene capacidad para 600 personas en la zona cubierta para días fríos o lluviosos y para unas 500 en el deslumbrante patio de estilo andaluz.

He estado en dos ocasiones en El Castillo Santo Domingo y, aunque no es de mis sitios favoritos, puedo decir que me gusta. Me gusta que las bodas que se celebran allí sean generalmente al aire libre -sí, tengo debilidad por este tipo de bodas- y me gusta que se encarguen ellos de organizar bodas reales, nada de ficción. Esto también se lo tenemos que agradecer al ayuntamiento de Moguer, que da todas las facilidades del mundo.

Otro punto a favor del Castillo de Santo Domingo es que poseen restauración propia y, después de mi experiencia, puedo decir que se come bastante bien y el servicio es exquisito.

Por poner un punto en contra de El Castillo de Santo Domingo, os diré que no me gusta que para la barra libre haya que entrar en la zona cubierta porque, como os contaba aquí que ocurría en Los Ventanales, tienen que evitar molestar a los vecinos. Al final todo el mundo acaba en el patio para poder fumar y por tomar el aire.

La primera vez que estuve allí fue el 7 de julio 2012. Era la boda de Cristina y Félix y por primera vez, asistía a una boda al aire libre. Recuerdo que nos encantó y que lo comenté con «Mr A» que, de casarnos, lo haríamos al aire libre -et voilà-. La comida nos encantó pero, durante la barra libre pasamos más tiempo en el patio que dentro bailando.

Momento egoblogger

La segunda ocasión fue este pasado verano. El 24 de agosto fue la boda de Jana y Dani y de nuevo volvió a pasar lo mismo que la primera vez. La mayoría de los invitados terminamos en el patio tomando el fresquito mientras el resto bailaba acalorado en la pista. De nuevo el servicio fue muy bueno y la comida riquísima.

En esta boda fue cuando «oficialmente» descubrieron mi blog. En mi marcasitio ponía Marina o… «Martina». Recuerdo que cuando lo vi, me puse inmediatamente como un tomate y la gente me preguntaba que qué ponía en mi marcasitio, pero yo corriendo lo había guardado hábilmente en mi bolso. Sobre esta boda ya os hablaré en otro post.

Con filtro «africano»

Si estáis buscando un sitio donde celebrar vuestra boda cerca de Huelva o, directamente, en Moguer, os recomiendo totalmente este sitio. Zona cubierta, zona al aire libre y restauración propia, son tres factores muy favorables a tener en cuenta.

Os dejo con más imágenes de este complejo obtenidas todas, de la página de El Castillo de Santo Domingo, podéis visitar su web aquí.

Espero que os haya gustado esta bodega reconstruida en centro de celebraciones. Como siempre, si tenéis cualquier duda, no dudéis en consultarme. Precios, calidades, etc.

Feliz fin de semana, descansad y sobretodos, ¡disfrutad mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *