10 Sep 2014

La boda de Alberto y Marina: el cóctel de bienvenida

Una, que es muy observadora, se ha dado cuenta de que todo lo que sea que los invitados participen y tengan que hacer algo -lo que sea- en las bodas, triunfa.
Y sabiendo esto, pensé que lo más acertado sería que los invitados tuvieran que servirse ellos mismos su propio cóctel -o cocktail en inglés, que suena mucho más cool-.
 
IMG_20140819_121549

Evidentemente, no quisimos que se sirvieran de cualquier manera; no valía una jarra de comedor de colegio ni unos vasos de tasca de barrio, no. Como recipiente, usamos los ya famosos dispensadores de YourBox y del que ya os hablé hace más de un año en este post y unos preciosos botes decorados con cuerda rústica y un corazón mint, con una pajita de papel también del color de la boda, harían la función de vaso. Un vaso muy especial.
 
Captura-2Bde-2Bpantalla-2B2014-07-17-2Ba-2Bla-28s-29-2B18.51.27

Como no quisimos que los invitados se emborracharan desde el minuto uno de la boda, y para que pudieran beber la mayor parte ellos, y además gustara, pensamos que lo más adecuado sería hacer un cóctel suave, sin mucho alcohol. Por estos motivos nos decantamos por la tan de moda ginebra, acompañada de limonada natural aderezada con azúcar morena -este es el truco para que guste a todos-. Las proporciones fueron 9 litros de limonada por 1 de ginebra y medio kilo de azúcar. Estaba tan rica, que una de mis damas de honor pilló al niño de los anillos -de 7 años- bebiendo vasos y vasos del cóctel de la boda. ¡¡Era tan dulce y fresquito que entraba genial!!

-Por si andáis preocupados por el crío, se le quitó la bebida y se advirtió a la mamá de que llevaba alcohol. El pequeño Miguel se llevó una llantina buena porque él quería más «limonada»-.
 
Para darle el toque «handmade» que llevaba implícito nuestra boda, hicimos un cartelito de madera con los colores propios donde anunciábamos qué coctel era el que ofrecíamos -gin lemon-. Además, en medio de la mesa pusimos la lámina de recién casados que nos había regalado Tania de Detrás de una Boda en los colores de la boda y un cestón lleno de limones. ¡Quedó genial!
 
Fue un acierto absoluto y además queda la mar de vistoso para las fotografías que nos hizo, como siempre Toñi Olalla (aunque esto es fácil cuando tienes unos invitados tan guapérrimos como los nuestros).
Aperit-2By-2Bcena-1021
Aperit-2By-2Bcena-1034
Aperit-2By-2Bcena-1019
Aperit-2By-2Bcena-1031
Aperit-2By-2Bcena-1104
Espero haberos dado una idea para organizar una boda con detalles originales en la que vuestros invitados puedan participar.
Comentarios ( 2 )

Responder a Trama tu Boda Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *