08 Ene 2013

¿Dónde está mi anillo?

Como ya os comenté en mi primer post, mi vida del último mes se puede describir en pocas palabras “trabajar y leer blogs de bodas”. Y la verdad, creo que estoy leyendo por encima de mis posibilidades. Cuanto más leo, más pegas le pongo a mi futuro (con lo perfecto que yo lo veía). Y hay una pregunta que me viene una y otra vez a mi cabeza, sueño con ello incluso; ¿dónde está mi anillo?

Y es que la nuestra, no fue una pedida de película (nada más lejos), sino una mucho más terrenal. Os resumo:
Yo: – «Mr A», ¿nos casamos?
«Mr A»: – Vale.
Y esto es todo amigos. Sí, es un resumen muy resumido, pero refleja a la perfección lo que fue.
Poco antes de que llegara la navidad, se me pasó por la cabeza la idea de que mi chico me sorprendería en cualquiera de las fechas señaladas con el preciado tesoro, pero nada. Llegó Nochebuena, Navidad, el 28 de diciembre que fue nuestro aniversario, luego fin de año y por último el día de Reyes, y ninguno de mis regalos fue un pedruscón, ni siquiera una piedrecita…
No os voy a negar que me desilusioné un poco, pero pensándolo hoy fríamente y con perspectiva, os voy a confesar una cosa: me da exactamente igual el anillo, el diamante y la magia de la pedida. Estoy segura de que me voy a casar con la mejor persona que conozco y encima, me hace muy feliz.
Martina.

Comentarios ( 4 )
  • Sara p:

    ¡Nuestra historia fue bastante parecida!
    Él me preguntó el pasado verano si me quería ir a vivir con él en marzo, cuando terminase la universidad, y yo le dije que nanay, que no podíamos vivir en pecado, o que por lo menos debía de haber una fecha de boda el día que nos fuéramos a vivir juntos. (esto fue por suavizarlo, él sabía – y sabe – que hasta que no estemos oficialmente casados nada de nada xD)
    Así que J se quedó pensando y al cabo de un rato me dijo: oye, pues en Septiembre podríamos empezar a mirar la iglesia y tal, que ya sabes que te dan fecha con un año vista.
    Y en ese momento me hizo la mujer más feliz del mundo, aunque yo también estuve esperando una petición un poco más tradicional… que nunca llegó…
    Pero qué más da tener una pedida de cuento, si ya nos hemos llevado al príncipe 🙂

  • Temas pendientes | Martina Se Casa p:

    […] un “trisky” xD. Os recuerdo cómo fue nuestra sorprendente y alucinante pedida aquí. Y de la boda de mis amigos David y María -#labodadeMD- prefiero no contar por ahora mucho más […]

  • La importantísima decisión de las sillas p:

    […] seriamente que nos casábamos, -por si alguien se lo perdió, podéis recordar mi romántica pedida aquí– es el tipo de sillas que NO quería poner en mi boda. Por favor, no quiero que nadie se […]

  • Mi Taza de Pedida p:

    […] Si habéis leído el blog desde el principio, sabréis que mi pedida de mano no fue nada pero nada romántica. Por no ser, ni fue, ni ha existido nunca. Quiero decir con esto, que ni hubo anillo, ni proposición ni ná’. Para los despistadillos, podéis poneros al día aquí. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *